Quién debe/puede ir al quiropractor

Las condiciones para recibir cuidado quiropráctico son dos:

Estar vivo y
tener una columna vertebral.

No existe contraindicación alguna para recibir cuidado quiropráctico. Cualquier persona se verá beneficiada si su cuerpo está libre de Subluxaciones Vertebrales, sin importar la situación por la que esté atravesando. El quiropractor eligirá la manera más cómoda y eficaz de evaluación de acuerdo a cada caso en particular.

Todos los días, niños, ancianos y embarazadas disfrutan de los beneficios de la Quiropraxia.